loader image
Buscar
Close this search box.

En el nombre del padre y del hijo

Héctor Villegas y su hijo Mario fueron los cómodos dominadores de la novena fecha del calendario A.Ma.Vet. (Asociación de Maratonistas Veteranos), la carrera Camino del Vino, que se llevó a cabo ayer en el hermoso Parque Metropolitano de Maipú.
La estadística dice que la prueba se la llevó Héctor por un segundo pero en realidad el primer puesto, al menos simbólicamente, fue compartido también por Mario.
Es que ambos puntearon juntos los 13K del lindo circuito maipucino y cruzaron la meta uno al lado del otro. Como en el running no existe el empate, alguien tenía que llevarse la victoria y en este caso, por un segundo, fue para el más experimentado.
Así las cosas Héctor Villegas (54 años) clavó el cronómetro en 52 minutos y 09 segundos y su hijo “Rulo” Mario Villegas estableció un crono de 52 minutos y 10 segundos. Ambos son integrantes del equipo Amigos Corredores Lavalle. Tercero fue el Tupungato Running Cristian Cavallaro (0:53:43).
En Damas, el primer puesto tuvo una dueña absoluta: la Luján Running Ana Rosa Romo dominó a voluntad de punta a punta en 58 minutos y 10 segundos. Segunda fue la Circuito Running Mendoza Andrea Giúdice (1:03:38) y tercera la Kuntur Ivana Ancieta (1:05:10).

Si querés consultar todos los resultados de los 13K, inclusive las categorías por edad, hacé click acá.

Mario «Rulo» Villegas (izquierda) y su papá Héctor marcharon juntos durante toda la carrera.
El circuito
El circuito propuesto por los A.Ma.Vet. fue muy lindo y atractivo, algo que hizo juego con el hermoso día primaveral de ayer, caracterizado por un sol radiante pero a la vez con aire fresco, ideal para trotar.
El dibujo fue de 13K rápidos ya que no tenía prácticamente desnivel. Eso sí, había que estar bien preparado psicológicamente ya que poseía largas e interminables rectas, algunas incluso con tramos de tierra.
Como siempre resaltamos en este sitio, las carreras de nuestra provincia ofrecen hermosos paisajes.
La primera parte de la prueba fue en el interior del Parque Metropolitano, por sus senderos adornados por Olivos.
Es que los runners, primero, debieron circular por el interior del señorial Parque Metropolitano de Maipú,  caracterizado, principalmente, por senderos asfaltados franqueados por coquetos olivos. Luego tomaron por calles y carriles maipucinos, adornados por añosos árboles y por los inconfundibles viñedos mendocinos, además acompañados por la sinfonía del agua de los canales de riego y de hasta el ladrido de los “chocos”, que como buenos perros menducos ladran pero no muerden. Obvio que las montañas servían de telón ideal para semejante paisaje urbano-rural.
El dibujo fue así: una vez que salieron del Parque Metropolitano, los runners tomaron por calle Gargantini hasta Manuel Belgrano, doblaron por Maza hasta la “Rotonda de los Bomberos” (previo paso por el Arauca Mall) y allí giraron por Palma. Por ésta fueron hasta Terrada, doblaron a la derecha por la Colectora Sur de Paso e ingresaron de nuevo al Parque hasta la meta.

Las montañas fueron el telón de fondo de la carrera.
La promocional
Además de la carrera principal se llevó a cabo la promocional de 6K, que se desarrolló en dos giros de un circuito que discurrió enteramente por el interior del Parque Metropolitano.
Acá el podio masculino lo coparon Juan Carlos Giacomazzi (0:27:33), Álvaro García Maure (0:28:12) y por el A.Ma.Vet. Yonathan Videla (0:31:28).
En Damas, las tres primeras fueron las A.Ma.Vet. Gabriela Sánchez (0:31:57) y Ana Gómez (0:34:52) y Beatriz Castro (0:40:51).

Si querés consultar todos los resultados de los 6K hacé click acá.

Ana Romo fue la ganadora indiscutible, en Damas, de los 13K.
Los Kids
Como siempre, los “locos bajitos” tuvieron su carrera.
 
Mendoza Corre apoya el deporte desde las bases, por eso les damos su lugar a los niños que, con la guía de sus papás, buscan un camino de vida saludable, lejos de los vicios y de las malas tentaciones que ofrece la calle.
Algunos de los pequeños corrieron con la compañía de sus papás.
Los pequeños que desataron toda su energía fueron Juan Ignacio Coco Martínez, Candela de Torrontegui, Ana Lucía Carelli, Gonzalo Carelli, Thiago Vázquez, Facundo Rojas y Mateo Leiva.
¡Felicitaciones a los futuros maratonistas!
«¡Hola!» El «loco bajito» saluda a la cámara. Su papá lo acompaña orgulloso.
Los verdaderos ganadores
Como decimos siempre en este espacio, en el running los verdaderos ganadores son los que se superan a sí mismos más allá de las adversidades de la vida.
Por eso hoy queremos distinguir a los chicos de Apando, que bajo la guía de Mario Edgardo Arenas, Cristian Amador, Cinthia Paula Luz, Valentín De Blasi, Gabriela Verna, María Martha Gaffoglio, Cecilia Boschi y Gabriel Civitillo conformaron el team Alas de Esperanza Rugby y Running ¡Maestros de la Vida!
Los chicos de Alas de Esperanza Rugby y Running.
Por otro lado, también resaltamos el equipo compuesto por Eduardo Mirasol y su hijo Franco. Eduardo guía a su vástago, que es autista, en casi todas las carreras del circuito A.Ma.Vet. ¡Aplausos para el amor de Eduardo y para la voluntad de Franco!
Eduardo Mirasol guía con mucho amor a su hijo Franco.
Fotos: Claudio Pereyra Moos
Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc acá para acceder)
Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder) 

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
3 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Silverio
6 years ago

¡Excelente la nota!
¡Felicitaciones Mario Edgardo Arenas y Cristian Alexis Amador!

Anónimo
6 years ago

Gracias x la nota! Feliz de formar parte de Alas de Esperanza y ver no sólo la alegría y entusiasmo de los chicos por sentirse integrados en el
mundo del deporte..sino a sus padres que nos confían a sus hijos una vez a la semana para los entrenamientos!.

ROJAS
6 years ago

Maestro jaja la proxima asado al cronista