loader image

Gran papel de los veteranos en Colombia

Una delegación de siete atletas de AMAM, que participó en el Sudamericano Máster de Bogotá, cosechó siete medallas: dos de oro, tres de plata y tres de bronce.
Javier González fue oro en 3.000m con obstáculos.

La Asociación Mendocina de Atletas Másteres (AMAM) dijo presente con una delegación de siete atletas en el sudamericano de la especialidad que se llevó a cabo en Bogotá entre el 20 de noviembre y ayer.

El presidente y entrenador de AMAM, Leandro “Cacho” Espínola, siguió en línea en forma permanente el desempeño de sus atletas.

El dirigente y profesor de educación física puntualizó que la cosecha fue:

  • Dos medallas de oro: Javier González, en 3.000 metros con obstáculos, categoría 45 a 49 años, y Sonia Aveta en relevo 4 por 400 metros, categoría 55 a 59 años.
  • Tres medallas de plata: Andrés Andreachio en lanzamiento de jabalina y disco, categoría 55 a 59 años, y Carlos Macgarry (radicado en EEUU), en 100 metros con vallas, categoría 55 a 59 años.
  • Dos medallas de bronce: Rubén Murgo en 100 metros con vallas, categoría 60 a 64 años, y Sonia Aveta en los 800 metros llanos, categoría 55 a 59 años.
  • Además, Mario Guevara salió octavo en los 8 kilómetros de Cross y décimo en los 10 kilómetros de ruta y Alberto Castro vigésimo en Cross.
  • Nota: el oro de 4 por 400 metros femenino (55 a 59 años) se hizo con récord nacional: 5m12.1s (el anterior era de 5.43, conseguido en 2008).
El equipo argentino de 4x400m con la mendocina Aveta.

Mérito a la constancia

Espínola hizo un balance de lo realizado en tierras colombianas: “Los atletas de AMAM han tenido una actuación excelente si tenemos en cuenta que ellos afrontaron todos los gastos: pasajes, estadías y comida. Además, tengamos en cuenta que Bogotá está a más de 2.600 msnm y no se pudo entrenar en altura por razones laborales, familiares y económicas”.

La emoción de “Peteto”

Mendoza Corre dialogó vía WhatsApp con Javier González, el atleta de Rivadavia líder del team AMEG que no pudo disimular las lágrimas por la emoción que tenía contenida en el pecho luego de alcanzar un sueño de años: entonar el himno argentino desde lo más alto de un podio de un certamen internacional.

“Era un sueño escuchar el himno de mi país desde lo más alto del podio, luego de competir con atletas de mucho nivel. Fue muy emotivo porque te llena el corazón y es algo increíble… ¡Estoy feliz! Agradezco a mi familia, a mi grupo AMEG y a la gente que ayudó para que estuviera acá. Cuesta muchísimo llegar acá: horas de trabajo y entrenamiento; plata que cuesta mucho conseguir y que se consiguió con ventas y rifas. Agradezco a los que estuvieron cerca de mío…”, relataba el querido “Peteto”, que en ese momento tuvo que interrumpir su alocución porque ya no podía disimular las lágrimas.

Una vez que se tranquilizó, el rivadaviense contó cómo consiguió su éxito: “Entrené muy duro durante tres meses para esta carrera. Los entrenamientos de resistencia son con mucho volumen; gimnasio; pasadas en llano, pasadas con vallas y con fosas en la pista”.

Luego habló de la carrera: “Fue una prueba dura. Éramos 12 corredores, muchos colombianos de Bogotá. Vine el 16 de noviembre para adaptarme a la altura, pero llegué enfermo y perdí tres días. Encima no me ayudó el tiempo porque no paraba de llover. Cuando salí a trotar el primer día, la altura me afectó: yo tengo un aeróbico cómodo de 4 minutos y 10/15 segundos e hice 6 kilómetros a 4 minutos y 20 segundos y lo sentí. Pero me fui adaptando de a poco”.

“En la carrera -continuó- había peruanos, ecuatorianos y colombianos con adaptación a la altura. El único que no tenía entrenamiento en altura era yo… La carrera se planteó bien: todos salieron especulando a ver qué pasaba, incluido yo. El primer mil salió a 3m45s. Se me pegaron un peruano y un ecuatoriano y yo iba bien y cómodo. Fuimos juntos hasta los 2.300 metros. Un colega que hace mucho que conozco me gritó de afuera: ´¡Javi, los dos se estancan en el pasaje a la fosa. Vos la pasás en limpio, aprovéchalo!’ Hice eso: a 50 metros antes de la fosa cambié de ritmo, salté la fosa, la siguiente valla y me alejé de 50 a 60 metros hasta la meta”.

Andreachio en el podio de lanzamiento de disco.

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
1 Comment
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Marcelo Giordano
2 months ago

Peteto, gran amigo del deporte. Te merecés eso y mucho más