loader image

Consejos de un “animal de cerro”

El trail runner chileno Oscar Quiroz Lagos instó a sus colegas a tomar con tranquilidad la cuarentena que estamos obligados a pasar por la pandemia del coronavirus.

El trasandino describió que en su país la situación “es compleja, como en todas partes”, aunque con su tono de voz monocorde transmitió que hay que conservar la calma.

Oscar Quiroz Lagos.

“Animal de cerro”

Oscar es, según su propia definición, un “animal de cerro” que ama el trail running  porque lo lleva al contacto con la montaña, ese lugar donde adquiere la paz que transmite constantemente.

Seguramente por eso vive en las afueras de Santiago de Chile, más precisamente a unos 70 kilómetros, en la localidad Laguna de Aculeo, al pie de un cerro (dónde sino).

Es un deportista que, quizás sin saberlo, se convirtió en embajador de las carreras de montaña, especialmente las de su Chile querido, al promocionarlas como nadie a través de las redes sociales.

Por la juventud que transmite sus ganas de vivir, a pesar de superar los 60 años de edad, Mendoza Corre acudió a su sabiduría para que aconseje a los traileros cómo superar este difícil momento y, de paso, nos cuente cómo se vive la pandemia en su país.

Carreras suspendidas

“En Chile, todas las carreras han sido suspendidas. Algunas reprogramadas a partir de septiembre, otras directamente canceladas. La situación es compleja, al igual que en todas partes”, nos dijo Oscar al preguntarle cómo impactó la pandemia en su país y, específicamente, en el ambiente del trail.

No salir a entrenar

El amigo de Mendoza Corre destacó que es necesario no salir a entrenar a la montaña, aún cuando se viva cerca de ella y no se tome contacto con nadie porque, de sufrirse un accidente, se estarían desviando recursos sanitarios que deben estar abocados a atender a los que sufren coronavirus.

Al respecto, dijo que “los traileros estamos un poco desesperados por la imposibilidad de poder subir a las montañas. En mi caso en particular tal vez no lo es tanto porque vivo en la falda de un cerro. Pero también hay un tema de  empatía con los que no pueden salir y, por lo tanto, tampoco es muy recomendable hacerlo. En mis años de trailero nunca tuve una lesión grave y la única vez que tuve que ir al hospital fue hace dos años atrás cuando tuve aquella caída en la Ultra Cerro Arco. Pero, sin lugar a dudas, cualquier situación de emergencia que me ocurra ahora en la montaña no cabe duda que sería un problema bastante grande, toda vez que hoy la capacidad hospitalaria debe estar orientada a poder resolver el problema de la pandemia que estamos viviendo”.

“Quedarnos en casa”

Oscar remarcó que él “está bien” junto a su mujer, que no tiene vecinos con los que pueda tener contacto y que si tuviera la posibilidad “de salir a hacer unos kilómetros no me encontraría con nadie. Pero por una cuestión de empatía –repitió– mejor esperar algún tiempo hasta que podamos empezar a compartir de nuevo a los amigos y poder tratar de entusiasmar a la gente a que vaya a los cerros. Hoy es el tiempo de quedarnos en casa, hoy es el tiempo de estar tranquilos, hoy es el tiempo de esperar para volver a encontrarnos”, concluyó.

Saludos

A continuación subimos un video de Oscar Quiroz Lagos saludando a los lectores de Mendoza Corre:

Oscar Quiroz Lagos saluda a los lectores de Mendoza Corre.

Fotos y video: gentileza Oscar Quiroz Lagos

Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc acá para acceder)

Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

YouTube: Mendoza Corre (click acá para acceder)

Instagram: @mendozacorreok

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
1 Comment
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Liliana Ramos
2 years ago

Animo amigos! Nos vemos en la próxima carrera! Con más fuerza que nunca! Abrazo de llegada!