loader image
Buscar
Close this search box.

Terror al trote

Lucía lleva intrínseco un don que pocos poseen: el del liderazgo. Tiene carácter fuerte, es decidida y muy metódica. Además posee otra virtud: ante situaciones límites toma decisiones acertadas gracias a su mente fría.

Lucía, es Lucía Pérez Nuñez, la líder de Alma Running, que ayer a la siesta vivió, mientras entrenaba junto a cuatro de sus alumnos, una situación extremadamente violenta producto de la inseguridad.

Gracias al combo de cualidades que describimos al principio, la platense de origen y mendocina por adopción pudo sobrellevar en los senderos  aledaños a la zona del Challao un momento extremadamente complejo que pudo haber terminado en tragedia.

  
Los planes
Ayer, cerca de las 14:30 horas, Lucía arribó en su auto, junto a Matías y tres alumnas más, a la playa de estacionamiento del Santuario Nuestra Señora de Lourdes.
Luego de hacer los ejercicios precompetitivos de rigor se dispuso liderar a sus “almitas” hacia un circuito de trail de casi 10K que lo había estudiado meses atrás y que, incluso, lo había hecho un día antes junto a otro grupo de sus dirigidos.
Así las cosas, los trail runners  fueron hacia la rotonda del Challao, tomaron a la izquierda por la calle que lleva al camping de ATSA y, desde ahí, subieron por el río seco que atraviesa dicha arteria.
Luego de unos mil metros de trote entre ripio y piedra, doblaron de nuevo a la derecha por el sendero que los llevaría al cerro que los lugareños popularmente lo denominan “de la antenita”, por la antena que sobresale llamativamente desde hace muchos años.
Desde ahí retornaron, ya en bajada, por el mismo camino para arribar al punto de partida.
Infierno
Luego del mayor esfuerzo que había demandado el ascenso, la adrenalina generada por la velocidad de la bajada, las lindas vistas, la atmósfera fresca por el cielo nublado y con la satisfacción de que el deber estaba “casi cumplido”, una de las chicas le dijo a sus compañeros de trote algo que seguramente ellos también pensaban: “¡Esto es un paraíso!”.
Lamentablemente en unos minutos iban a vivir un infierno.
Terror

A unos 3 kilómetros de la llegada, de repente, de los costados del sendero, irrumpieron violentamente tres jóvenes armados que, a los gritos y haciendo alarde de sus revólveres, los hicieron detener.

El líder de la gavilla apoyó su arma en la frente de Lucía y les pidió a todas las víctimas sus zapatillas. “Fue lo primero que nos exigieron”, detalló, además de agregar que se ensañaron con el varón del grupo a quien lo golpearon violentamente.

Luego, los lúmpenes le robaron a la entrenadora su celular y una de sus “joyas” de trail runner: el reloj con GPS Garmin Fénix 3 que le costó meses de trabajo y ahorro comprar y con el cual tenía pensado emprender el gran desafío personal de 2017, correr la ultramaratón Transvulcania de Islas Canarias.

La “cosecha” de los delincuentes continuó con objetos de valor, como alianzas de oro, y, lo peor para los infortunados corredores, las remeras.

Todo fue tan denigrante que tres de las chicas quedaron en corpiños y una de ellas sin nada, por lo que por orden del delincuente mayor tuvo que cubrir sus pechos con el buff que llevaba en la cabeza.

La situación no terminó ahí ya que empezaron a exigirle a Lucía las llaves del auto, que llevaba ocultas en su corpiño. Para ello continuaron agrediéndola verbal y físicamente.

En ese momento, la entrenadora sacó a relucir su mente fría, lo que quizás llevó a que las cosas no pasaran a mayores. “No puedo, porque el auto lo dejé en uno de los barrios privados y lo está cuidando el guardia de la garita”, dijo, lo cual sedujo a los delincuentes a que no continuaran con sus exigencias. 

Calvario

Para las víctimas, el regreso fue una verdadera tortura ya que debieron emprender unos tres kilómetros descalzos y, para peor, con frío. Primero debieron alejarse de los delincuentes y aguardar, sobre una gran piedra, que éstos se retiraran. En esta situación estuvieron entre 20 y 30 minutos, para lo cual se abrazaron para mitigar el frío que se hacía sentir por el cielo nublado y la lluvia que empezó a caer.

A partir de ese momento comenzó el lento regreso esquivando piedras, espinas y cualquier otro objeto anguloso que lastimara pies.

En un momento dado, al ver que una de sus alumnas tiritaba mucho y podría caer en una hipotermia, Lucía improvisó una manta con un trozo de nylon negro que encontró en el camino.

Casi una hora duró el retorno mortificante.

“Es duro”

“Es duro sentir que tu vida depende de tres hijos de puta”, exclamó con mucha bronca Lucía, para luego agregar indignada que no entrenará más con sus alumnos en los cerros del Gran Mendoza.

La entrenadora acotó que “desde ahora en más cada vez que entrenemos trail nos iremos a la Cordillera. Es terrible que tengamos esta sensación de no ser libres porque no podemos trotar tranquilos en nuestros cerros. Justo a nosotros nos pasa esto que amamos tanto la libertad que sentimos al correr…”

Lucía Pérez Nuñez.
 
Coordinar acciones

El responsable de estas líneas entrenó ayer por las calles del Parque General San Martín, cerro de La Gloria incluido, y fue testigo de una nutrida presencia policial: en poco más de una hora de trote pudo observar un policía ciclista, dos en moto, un auto patrullero y una camioneta de la fuerza de seguridad.

Evidentemente falta coordinación entre los agentes del orden y los grupos de running y otros deportes para hacer un plan de seguridad que incluya una zonificación de nuestro principal pulmón verde, y sus zonas aledañas, con un delineamiento de circuitos por los cuales se pueda trotar con la debida vigilancia.

Sabemos que se hizo una reunión entre la Policía  y los grupos de running, al que sólo asistieron dos o tres equipos. Hay que insistir para que esas reuniones sean más nutridas.

También es necesario elaborar un plan de difusión con medidas preventivas que no sólo incluya a los deportistas sino también a los turistas ya que es común ver a paseantes de otras provincias o países caminar casi a la deriva sin saber bien a dónde van.

Tal como se expresó en una nota el 8 de este mes (hacer click acá para leerla), a raíz de otro hecho de inseguridad, Mendoza Corre repite que la lucha contra la inseguridad debe nacer desde la prevención social en las calles, que deben ser ganadas por el deporte y la cultura, aunque no debe faltar la acción represiva del delito.

Fotos: Facebook, gentileza de Alma Running. Son ilustrativas, no de la zona del robo. Se eligieron en honor a este team que está pasando un duro momento.

Facebook: Fan Page «Mendoza Corre» (clikc acá para acceder)

Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
12 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Anónimo
7 years ago

Pervertida

Nadia
Responder a  Anónimo
7 years ago

La verdad que payasos…deben ser la competencia

Lucia Perez Nuñez
7 years ago

Que pasa gente resentida y retrógrada?!?! No les da la capacidad suficiente para entender que está realidad es un flagelo para todos? Que a vos que escribís como "anónimo" también te pueden matar mañana, que aquí la rivalidad entre grupos no existe para quienes amamos el deporte, y que en Alma Mendoza sobra calidad humana y también título, por eso estamos a salvo y por eso seguimos adelante con el apoyo de muchos.

Todavía hay mentes y corazones tan pobres que desde la oscuridad y el ostracismo disparan su rencor por no poder aspirar ni a la mita de algo.

Consejo, sanen su mente y su alma y si quieren ensuciar o mentir, haganlo de frente como se manejan las cosas en la vida.

Continúen escribiendo, justo estoy en policía de investigaciones, rapidísimo va a saltar la IP de los mensajes.

Por una vez en su vida, comprometanse con el prójimo, ayuden a su país, dejen una huella, que cuando se mueran nadie los va a traer con el recuerdo.

Si este es el precio que Alma Mendoza paga por denunciar y decir la verdad sobre los abusadores, y las lacras que se disfrazan de corredores, si somos todo lo que nos quieran decir… Ja Ja Ja… Seguiremos denunciando, abriendo bien los ojos y la boca, poniendo la cara y hacia adelante siempre.

Bye, les recomiendo el Black Friday para que de compren una vida, al menos una de liquidación.

Firma: Alma Running Mendoza y Lucía Pérez Núñez, así o más transparente?!?!

Nadia
Responder a  Lucia Perez Nuñez
7 years ago

Soy una genia Lucía….unica

Exequiel Duffo
7 years ago

Sorete firmas como "anonimo"…no tenes pelotas ni para poner tu nombre maricon

roberto marchano
7 years ago

El sabado fui victima de unos indios que no tenian mas de 15 años…bajaba por Regalado Olguin y se pararon en medio de la calle y pase entre patadas y piedrazos.no me pudieron parar.Senti mucha bronca y quise parar para romperle la cara a algunos,pero creo que el que terminaba preso era yo…

Anónimo
7 years ago

Hola. Creo que hacen falta medidas preventivas más duras, pero tienen que ser apoyadas por todos los grupos, de corredores, ciclistas, dirección de turismo, etc. Es una guerra y no podemos dejar que nos ganen los cerros.

Son la mayoria del barrio la Favorita, hay que identificarlos, y hacer que queden presos. Identificar a los abogados penalistas que los sacan y meter presión por los medios.

Espero tu respuesta.

Lucas Benavente
7 years ago

Primeeo al tonto que bordea a una mujer… no es hombre , segundo no tenes bolas y tercero somos todos iguales, corredores que nos gusta correr y sentir libertad al hacerlo…ahora les paso a algunos de nuestro grupo pero les están pasando a muchos corredores hay que hacer algo para parar con esto y poder disfrutar del deporte…solo hay que abrir un poco la cabeza

vivi Celedon
7 years ago

A mi hijo lo asaltaron le robaron la bici y los agarraron porq mi marido los busco adentro de un barrio atrás del cerro de la Gloria,los detuvieron y cuando llegó el día del reconocimiento estaban en la vereda y no en la rueda de reconocimiento y encima lo insultaron error?mi hijo iva sólo le robaron bici celular zapatillas y cuando estábamos en la comisaría llegó una de las mujeres q era familiar de alguno de los delincuentes y aludía como saben q son ellos si el cel no lo encontraron, indignante

vivi Celedon
7 years ago

A mi hijo lo asaltaron le robaron la bici y los agarraron porq mi marido los busco adentro de un barrio atrás del cerro de la Gloria,los detuvieron y cuando llegó el día del reconocimiento estaban en la vereda y no en la rueda de reconocimiento y encima lo insultaron error?mi hijo iva sólo le robaron bici celular zapatillas y cuando estábamos en la comisaría llegó una de las mujeres q era familiar de alguno de los delincuentes y aludía como saben q son ellos si el cel no lo encontraron, indignante

francisco marin
7 years ago

Cuanto lo siento que hayan vivido eso, soy venezolano y próximo a mudarme a Mendoza y estas son las cosas que suceden aquí por las que deseo irme, no poder entrenar en paz, espero se logre mayor seguridad en los cerros de Mendoza para asi conocerlos sin miedo, saludos

Unknown
7 years ago

Que triste que haya gente que genere tanta violencia con sus comentarios desde el anonimato.
Esto es un deporte que debe ser solidario.
Las reuniones con la policia son casi nulas ya que solo se realizan estas mismas con algunos grupos, que da la casualidad que son los grupos que les pagan un extra para cuidar estos grupos y descuidar al resto ya que han transformado de este deporte un NEGOCIO.