loader image
Buscar
Close this search box.

Legión mendocina

Pasó una edición más de la Endurance Challenge de Chile que tuvo como características destacadas la participación de decenas de trail runners de nuestra provincia y la soberbia actuación del “menduco” Roberto Koch, que culminó cuarto en la competencia estrella: los 160K.

Este evento, que forma parte del circuito internacional de carreras de trail running organizadas por The North Face, se desarrolló entre el viernes y sábado pasados en las afueras de Santiago de Chile y propuso las siguientes distancias: 10K, 21K, 50K, 80K y 160K.
Más allá de Roberto, otros mendocinos que tuvieron una destacada labor fueron Alejandro García, quien concluyó octavo en los 80K  y, en los 50K, María Silvina Pérez (4°), Sol Andreucetti (5º),  Ana Florencia Rozen (6º) y Sonia Procopio (8º).
 
Roberto en pleno trote trasandino: Foto: Facebook, gentileza RunChile.
 
Prestigiosa y difícil
La  Endurance Challenge de Chile es uno de los trails más complicados e importantes de Sudamérica y año a año aumenta la cantidad de mendocinos que cruzan la cordillera para correrlo (en esta edición participaron no menos de 50).
La base de la competencia está en las afueras de la capital trasandina, más precisamente en el popular estadio de fútbol San Carlos de Apoquindo de la Universidad Católica y los distintos circuitos discurren por los complejos cerros santiaguinos aledaños.
Para darse una idea de lo difícil de esta competencia basta señalar los desniveles positivos de cada una de las distancias: +9.000m en los 160K; +4.600m en los 80K; +2.800m en los 50K; +1.500m en los 21K y +500m en los 10K.
Otro dato que demuestra la dificultad de la competencia es el índice de abandonos o descalificaciones en las principales distancias por no poder cumplir con los horarios de corte o por las lesiones: en los 160K abandonó el 46% de los participantes, en los 80K el 59% y en los 50K el 15%.
Sol Andreucetti y Ana Rozen tuvieron una destacada labor en los 50K, las sigue el también mendocino Gustavo Gómez. Foto: Facebook, gentileza RunChile.
Principales resultados
En los 160K los ganadores fueron el chileno Oscar Olguín Medina y la peruana Aydee Soto Quispe.
En los 80K los más veloces fueron el chileno Moisés Jimenez y nuestra compatriota María Fernanda Ares.
En los 50K los que subieron al escalón más alto del podio fueron el chileno Max Keith y Lorena Ricaldi.
En los 21K quienes se alzaron con la victoria fueron Samuel Morales y la germana Kerstin Schneehage, mientras que en los 10K fueron el chileno Nelson Rodríguez Ahumada y la argentina María Soledad Sánchez Ruiz.
Si querés conocer el detalle de los resultados hacé click acá.
Nuestras comprovincianas Jimena Quadri y Mariela Tenutta trotan y trotan por las huellas trasandinas. Foto: Facebook, gentileza RunChile.
“Trabajo en equipo”
En diálogo con Mendoza Corre, Roberto no daba crédito a su descomunal actuación y en una muestra de gran humildad lo primero que dijo fue que su perfomance fue el resultado de “un trabajo en equipo” en alusión a sus compañeros de Andes Trail, el team donde entrena bajo las órdenes del también ultramaratonista Oscar Osky Tello.
Es que a lo largo de la carrera, en los puntos de asistencia dispuestos por la organización recibió el apoyo de varios compañeros que lo ayudaron a reabastecerse de alimentos y, lo más importante, le tributaron cálidos mensajes de aliento que no dudó en calificarlos “como fundamentales para terminar cuando las piernas ya casi no daban más”.
Roberto arremete los últimos 50K de la carrera, lo despiden los Gómez (al fondo) y su pacer Gabriel Escot le marca el ritmo. Foto: Facebook, gentileza RunChile.
Entonces allí estuvieron Fabricio Lissandrello que en el PC del kilómetro 80 lo ayudó a cambiarse de ropa. O Alejandro García que –con su bagaje de experiencias en competencias de trail– le daba consejos precisos y oportunos. O la familia Gómez (padre y madre de los jóvenes corredores Soledad y David) que le dieron ese tipo de aliento que calienta el corazón y ayuda a superar las adversidades más difíciles…
¡Llegamos!
Ni que hablar del “petiso” Gabriel Escot quien fue su pacer (compañero de ruta) durante los últimos 50K y quien fue “fundamental para terminar y mantener un buen ritmo hasta la línea de llegada”.
Renglón aparte merece destacarse la muestra de caballerosidad y gallardía deportiva de nuestro compatriota Israel Escudero que, aún siendo competidor de esta dificilísima prueba, le dio ayuda a Roberto a lo largo de las sendas.
Tal era la muestra de gratitud hacia sus compañeros de equipo que, en un gesto que lo enaltece, nuestro comprovinciano compartió con ellos el premio que recibió por su destacada faena deportiva.
En realidad la perfomance de Koch se veía venir: ya había tenido muy buenas labores en abril en los 70K de la dificilísima Ultra Fiord trasandina, donde terminó sexto, y en junio en los complicadísimos 100K de Putaendo (Chile), donde concluyó cuarto.
“Ahora, la familia”
Roberto Koch es soltero y junto a su hermano es propietario del local gastronómico Harrys Fast Food, sito en el Mercado Central, de nuestra Capital de Mendoza.
Su vida discurre entre sus clientes, a quienes atiende con gran amabilidad al ofrecerles exquisitos lomos y pizzas, el cariño de sus familiares (especialmente sobrinos) y sus duros entrenamientos.
En su tren de agradecimientos no deja de mencionar a sus seres queridos “por el aguante” y promete que ahora, en etapa de recuperación y por ende de menor entrenamiento, les dedicará más tiempo.
 
Roberto junto al cordobés Emmanuel Ocampo, con quien peleó hasta último momento por el cuarto puesto. Acá en la primera mitad de la prueba.
En primera persona
Ejemplo de superación
Por Claudio Pereyra Moos
Conocí a Roberto Koch a principios de 2012 cuando entrenábamos bajo las órdenes de Federico Fader de Vidatraining.
Yo me preparaba para correr los 100K de la Patagonia Run (San Martín de Los Andes) y él para los 63K de la misma competencia.
Recuerdo su sonrisa permanente y que, con sacrificio, preparaba su participación en el trail más importante de Argentina.
También tengo presente que yo lo pasé en plena competencia, aún a pesar de correr casi 40K más que él.
Señalo este detalle no para ensalzar mi perfomance en la Patagonia Run 2012 sino para remarcar la colosal evolución de Roberto: hoy es uno de los mejores ultramaratonistas de Mendoza y yo no lo alcanzaría ni persiguiéndolo en bicicleta…
Felicitaciones Robertito: te merecés con creces el esplendoroso presente deportivo que atravesás porque es fruto de tu incansable, constante y metódico  entrenamiento.
Sos un ejemplo de superación.
Roberto en el podio de los 5 mejores de los 160K.


Facebook: Fan Page «Mendoza Corre» (clikc acá para acceder)
Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios