loader image

Hazaña mundial

Eduardo Mulet consiguió el objetivo de completar en patines 300 kilómetros (km) en menos de 12 horas, rompiendo el récord del alemán Jochen Glasbrenner que lo había establecido en agosto del año pasado en el autódromo de Mannheim.

El godoycruceño completó 300,5 km en 11 horas, 27 minutos y 53 segundos, distancia que la hizo desde las dos de la madrugada de ayer entre la plaza departamental de Maipú y General Alvear.

La hazaña fue posible a pesar de una caída que Eduardo sufrió al principio de la travesía y gracias a que el pelotón de deportistas anduvo escapándole a las fuertes tormentas que desde hace días se ciernen en territorio mendocino.

Decimos “pelotón de deportistas” porque al joven patinador lo acompañó un grupo de ciclistas que le marcaron el ritmo durante los 300 km y que le brindaron la logística necesaria para una empresa de esta magnitud.

Tramo nocturno por la Ruta 60.

Crónica  

Eduardo contó que salieron a las 2 AM desde la plaza de Maipú “entre viento y relámpagos”, lo que presagiaba que nada sería fácil…

Tal es así que, “llegando a los 40 km, más precisamente en la rotonda de la central eléctrica de Barriales (Junín), sobre la Ruta 60, tuve una caída que me lastimó rodillas, manos y codos. Por la oscuridad, los ciclistas no alcanzaron a divisar un bache a tiempo y no me pudieron avisar. Pero inmediatamente me levanté y volví al ruedo…

Viajamos más de seis horas de noche y a los 130 km tuvimos la claridad del amanecer, cuando ya nos encontrábamos en la Ruta 153. A esa altura ya viajábamos más tranquilos ya que teníamos buena visibilidad”, rememoró Mulet.

“Entrando al kilómetro 260 –continuó el también runner– nos esperaban por parte de la municipalidad de General Alvear dos camionetas, banderilleros en las calles principales de la Ciudad y un vehículo policial. Llegando al centro hicimos un circuito de 20 km ya que teníamos que completar los 300 km”.

En cuanto al estado de la ruta, Eduardo la calificó como “muy dura ya que pasando el km 100 habían 160 km de pura recta. El estado general de las rutas fue bueno pero tuvimos alrededor de 40 km donde el asfalto estaba muy rugoso y agrietado, lo cual dificultó las cosas”.

Sensaciones

Ante la requisitoria de Mendoza Corre, Mulet describió que se sintió “fuerte y confiado ya que pasado varios km (de la travesía) llevábamos más de 30 minutos de ventaja sobre el récord (mundial). El final fue bastante cargado y faltando 5 km ya no quedaban restos de energía, pero aún así trabajé con la cabeza y con el aliento incansable de todos los ciclistas y mi familia”.

Luchar contra uno mismo

“Es muy reconfortante tener pasiones por el deporte, desafiarme y luchar incansablemente día a día para cumplir mis objetivos. Creo que esto se debe a que mi principal contrincante soy yo”, expresó el patinador al reflexionar sobre los motivos que lo llevan a cumplir desafíos tan exigentes.

El futuro

Luego de semejante hazaña, le preguntamos a Eduardo qué será de su futuro.

“En lo inmediato me tomaré un tiempo para descansar, pero seguramente volveré de alguna forma loca y exigente”, afirmó el extraordinario atleta. “Tengo pensado retomar alguna prueba de atletismo, ciclismo y, obviamente, patinaje. Hoy quiero disfrutar este logro personal que me uso muy feliz”, señaló Eduardo.

Tramo realizado por el centro alvearense.

Agradecimientos

Una empresa deportiva tan exigente es imposible hacerlo solo, por lo que Mulet no se olvidó de agradecer “empezando por mi familia mi papá José, mi mamá Cristina y mi hermano Facundo que estuvieron presentes durante los 300 km; como así también a mis hermanos que viven en el exterior y estuvieron presentes on line: Andrea y Virginia, en Chile, y Germán, en Bélgica”.

“Luego a todos los ciclistas participantes que tuvieron increíbles gestos para conmigo. Entre ellos se destacaron las peñas ciclísticas de Maipú y Lavalle; como así también ciclistas invitados que sin conocerme apostaron todo para que yo pueda lograr mi sueño”.

También expresó su gratitud a los municipios de Maipú y General Alvear. “A la salida me despidió el secretario de Deportes maipucino y en Alvear me recibieron los secretarios de Deportes y Turismo, asesores y la prensa local”.

Personajes salidos de un cuento…

No hay dudas que Eduardo Mulet no pudo haber cumplido su sueño sin el apoyo  que le brindaron las peñas ciclistas de Maipú y Lavalle, cuyos integrantes le marcaron el ritmo y que, además, le ofrecieron la logística.

“Son increíbles, el deporte es así, te regala estos amigos que dejaron su tiempo de lado para acompañarme, alentarme y lograr mi objetivo, la verdad que no tiene precio”, señaló un emocionado Eduardo.

Roberto Pietrobón, presidente de la Peña Ciclística de Maipú, contó a Mendoza Corre cómo conoció a Eduardo. “Lo vimos un día, en una de nuestras salidas, patinando, nos pusimos a hablar y decidimos acompañarlo en sus objetivos”, dijo con una sencillez asombrosa el aficionado al pedaleo.

Videos

A continuación, te ofrecemos algunos videos que grafican la gloriosa jornada para el deporte mendocino que se vivió ayer:

Fotos y videos: Roberto Pietrobón, Peña Ciclista de Maipú

Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc acá para acceder)

Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

Instagram: @mendozacorreok (click acá para acceder)

Youtube: Mendoza Corre (click acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
2 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Hipólito Domingo Sosa
1 year ago

Felicitaciones Eduardo ,sor ese gran esfuerzo y gloria.. dejaste ante el mundo entero tu valentía ,. Agradezco por dejar al deporte y a la provincia en lo más Alto como Maipusino me siento orgulloso ,,

María Aldeco
1 year ago

Felicitaciones Eduardo!