loader image
Buscar
Close this search box.

Desplegaron las “Alas”

Los chicos de Alas de Esperanza estaban muy felices.

El martes fue súper especial y súper importante para los chicos de Alas de Esperanza porque volvieron a juntarse para tener sus clases de gimnasia y running.

Las risas y muestras de felicidad abundaron por doquier en el Parque Central de la Ciudad, en plena sintonía con una ocasión tan especial como el día del amigo.

La algarabía fue por partida doble ya que los pibes pudieron contar con la guía de Darío Terraza, un profesor de educación física aportado por la municipalidad de Ciudad.

Esta guía profesional era muy requerida y necesaria por la obra fundada en vida por el runner Mario Arenas y continuada por los también corredores Cecilia Boschi y Cristian Amador.

Terraza comentó que su trabajo no se limitará a las reuniones que se dan una vez a la semana en el Parque Central. Es que se buscará que, al menos, una de esas clases sea en el Gimnasio Municipal Nº1 para enseñar natación.

El profe Terraza da su clase.

Lágrimas de emoción

Las restricciones impuestas por la pandemia dificultaron las clases por lo que los pibes de Alas estaban muy felices con su primera juntada luego de mucho tiempo.

Así las cosas, el martes abundaron las risas y las lágrimas de emoción que brotaron a la hora de los discursos porque los chicos no quisieron dejar de expresar el momento especial que vivían.

Cristian y Cecilia trabajaron mucho para que el grupo siguiera a pesar de la pandemia, por ejemplo reunía a los chicos para las salidas de plogging que organizaron en su momento Mendoza Corre y Misión Verde Soluciones Sustentables.

Al finalizar, los chicos de Alas dieron su discurso a los presentes.

El legado del “Gran Capitán”

Mario Edgardo Arenas, un ex combatiente de Malvinas y kinesiólogo, fue un ser muy especial y muy querido en el ambiente del running mendocino ya que se caracterizaba por su tremenda solidaridad.

En su trabajo permanente por repartir amor creó Alas de Esperanza, un team de running y rugby para chicos con Síndrome Down que hoy sigue en pie a pesar de que un cruel cáncer se lo llevó al cielo en diciembre de 2018.

Es que su prédica dejó una profunda huella que siguieron transitando sus amigos Cecilia y Cristian, que sostuvieron el grupo incluso con los miles de problemas surgidos por la pandemia y la situación económica y social del país.

Cecilia Boschi trabaja con sus chicos.

Fotos: Cristian Amador y Claudio Pereyra Moos
Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc 
acá para acceder)
Twitter: @mendozacorreok (click 
acá para acceder)
YouTube: Mendoza Corre (click 
acá para acceder)
Instagram: @mendozacorreok (click 
acá para acceder

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
1 Comment
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Marcela Chanampa
2 years ago

AGracias por la Nota Realmente los chicos disfrutan mucho de los encuentro y gracias Cecilia a Cristián y lógico al Gran Capitán Mario que desde el cielo tiene que estar muy muy orgulloso porque su grupo cada día crece más y más cuando muchos vinieron y se fueron sin decir nada.Gracias a todos por el cariño y el afecto hacia nuestros hijos .