loader image
Buscar
Close this search box.

4 cerros y 3 quebradas

Hoy te presentaremos un lindo circuito de 27K con poco más de 1.500 metros positivos, con otros tantos de desnivel negativo, 4 cerros y tres quebradas, más un terreno muy técnico y un par de pendientes bien pronunciadas.

El recorrido, que transcurre, aproximadamente, entre los 1.100 msnm y los 2.100 msnm, es ideal para los que aman la precordillera norte de Mendoza, esa que comienza en el puesto Puerta de la Quebrada (la base desde donde salimos rumbo a la cumbre del cerro Arco).

El circuito incluye los cerros Áspero (hasta su antecumbre), Gateado, Santo Tomás de Aquino y Arco. Además gracias a él conoceremos las quebradas Manzano, Guamparito y Casa de Piedra. También pasaremos por puestos llenos de historia y misterio.

Por este camino podremos realizar un lindo fondo largo con buenos desniveles y terrenos complicados para practicar situaciones de carrera, especialmente esas que son difíciles. El recorrido se puede hacer entre unas tres horas y media (los trail runners más avanzados) y unas siete horas.

Cuando subimos el cerro Áspero, a la derecha tenemos la quebrada Manzano (mal llamada Isidris). Es el comienzo del hermoso circuito que te proponemos que hagas si estás bien entrenado.

Comencemos la aventura

Salimos del puesto Puerta de la Quebrada. Es conveniente hacerlo temprano, no más allá de las 9 de la mañana.

Puesto Puerta de la Quebrada, en la base del cerro Arco, punto de comienzo del circuito.

Salimos por la huella y a los pocos metros nos encontraremos con este cartel que nos indica la entrada a la quebrada Manzano (mal llamada Isidris).

Por acá ingresamos a la quebrada Manzano.

Luego marchamos por la izquierda de la quebrada unos 500 metros hasta encontrarnos con estas pircas que nos indican el sendero por el cual ascenderemos el cerro Áspero.

Luego de unos 500 metros, nos encontramos con estas pircas que nos indican el ingreso al sendero por el que se sube el cerro Áspero.

Ahora viene la primera gran trepada. Subimos poco más de 5,5K por una senda bien marcada. Pero siempre hay que ir atentos a las pircas ya que en algunos puntos hay algunas bifurcaciones que nos pueden confundir. Los primeros 3K son bien bravos ya que tenemos que afrontar un desnivel positivo de casi 600 metros (los últimos 2K significan unos +200 metros).

Por este sendero subimos el cerro Áspero.

Ascenderemos esos pocos más de 5 kilómetros y medio hasta llegar a una bifurcación (1.900 msnm) que está bien señalizada por la pirca que señalamos a continuación.

Cuando llegamos a esta pirca debemos tomar a la derecha (la de la izquierda nos llevará a la cima del Áspero, que en esta oportunidad no es nuestro objetivo).

Desde este punto seguimos por el sendero de la derecha unos 3K. Primero ascenderemos progresivamente cerca de 1,5K (llegaremos a los 2.000 msnm), para luego ir bajando, también progresivamente, hasta la quebrada Guamparito.

Por este sendero, demarcado con pircas, hacemos unos 3K hasta llegar a la quebrada Guamparito.

Luego de los 3K, nos encontraremos con el corral de piedra de la foto que está a continuación en la quebrada Guamparito. Importante: en la segunda mitad de este segmento del circuito el sendero se pierde un poco. No te pongas nervioso. Con cuidado, buscá la quebrada. Entonces te diriges con cuidado hacia ella. Cuando llegues al borde vas a divisar el corral de piedra que te mostramos a continuación.

Desde este corral de piedra, ya en la quebrada Guamparito, empezamos a subir progresivamente.

A partir de este corral, en la quebrada Guamparito, tenés que subir cerca de 1,5K hasta encontrarte con el corral de piedra de la siguiente foto, donde hay un puesto que se llama El Molle.

En este corral de piedra está el puesto El Molle. Desde acá debés subir, por la derecha, 1,5K.

Saliendo desde este puesto hay que seguir por la derecha (hay una bifurcación a la izquierda que no hay que tomar) un kilómetro y medio más arriba hasta encontrarte con la pirca grandota que te mostramos a continuación.

Encontrar esta pirca es muy importante. Es fácil porque como se ve es grande. Acá tomás a la derecha unos pocos metros.

Una vez que llegamos a la pirca doblamos a la derecha unos pocos metros donde veremos esta subida, que trepamos y te mostramos a continuación.

Luego de esta trepadita viene una bajada de poco más de un kilómetro que desembocará en el puesto Tres Quebradas.

Desde esa trepadita bajamos casi kilómetro y medio hasta encontrarnos con el puesto Tres Quebradas, llamado así porque a la izquierda está la quebrada Casa de Piedra (no hay que tomar por allí), a la derecha está la quebrada Manzano y por donde bajamos es una variante de la quebrada Guamparito.

Puesto Tres Quebradas. A la izquierda tenés la quebrada Casa de Piedra, a la derecha quebrada Manzano y a la espalda de esta foto la quebrada Guamparito. Seguís derecho para agarrar la trepada al cerro Gateado.

Del puesto Tres Quebradas cruzamos la quebrada Manzano (unos 20 metros) y abordamos la segunda trepada brava del recorrido que nos llevará a la cima del cerro Gateado. Ganaremos unos 220 metros a lo largo de 3K donde faldearemos el cerro Vizcacha (que está a la izquierda pero que no hay que subir). En este tramo el sendero está bien demarcado. Atención: en un punto la senda se bifurca, tenemos que tomar a la derecha para llegar a la cima del Gateado.

Cima del cerro Gateado (2.100 msnm)

A partir del punto más alto del Gateado, en el kilómetro 16 a 2.100 msnm, nos quedarán 11K que mayoritariamente serán en bajada. Luego de unos 4K (3K en franca bajada y el resto con una subida de unos 50 metros) llegaremos al cerro Santo Tomás de Aquino.

Cima del cerro Santo Tomás de Aquino.

Del Santo Tomás bajamos poco más de 500 metros hasta llegar al “Caño” (popularmente denominado así por un pequeño caño que sobresale del suelo). Desde ahí subimos 2K hasta la cima del cerro Arco.

Cima del cerro Arco.

Ahora viene lo más fácil: 4,5K de descenso por la huella que nos llevará al punto desde donde partimos, o sea el puesto Puerta de la Quebrada.

Mapa del recorrido

Dibujo del recorrido que hicimos.

Consejos

Algunos tips para que tu salida sea lo más segura posible:

  • Primero que nada no es un circuito para hacerlo solo, especialmente la primera vez. La mayor parte de los senderos están bien demarcados por el paso de ganado y el trajinar de senderistas y trail runners. Pero, como todos los cerros menducos, son muy complicados con terrenos muy técnicos y algún que otro precipicio.
  • Saliendo en compañía o solo es imprescindible avisarle a amigos o familiares qué circuito vamos hacer y que los llamaremos cuando concluyamos la expedición. De esta manera, si nos perdemos ellos se darán cuenta y llamarán a las autoridades de rescate.
  • Hay que salir con la mochila bien equipada. No nos tiene que faltar hidratación (no menos de 2 litros de agua) y alimentación (geles, frutos secos, frutas, etc.)
  • Asimismo,  debemos llevar elementos de seguridad: manta térmica; silbato, para que nos ubiquen más fácil si nos perdemos; linterna frontal, por si nos extraviamos y se nos hace de noche; botiquín de primeros auxilios con, entre otros contenidos, antidiarreicos, antiinflamatorios, antihistamínicos, vendas, curitas, desinfectantes.
  • Buff o gorra (sahariana en lo posible), crema solar y anteojos oscuros.
  • Recordar que los fondos son para acumular kilómetros en nuestro plan de entrenamiento, por lo que si bien es bueno simular situaciones de carrera no es conveniente “matarse” metiendo mucha velocidad (para eso tendremos la competencia que preparamos).
  • No usar auriculares para escuchar música. Perdemos uno de los sentidos (el de la audición), lo cual nos quita concentración. Además en la montaña la mejor música es la del viento y la de las aves autóctonas.
  • Colocarse en los pies vaselina para prevenir ampollas y usar zapatillas para trail que nos garanticen un buen agarre y tracción. Tengamos en cuenta que en el terreno de la precordillera mendocina predominan las piedras.
  • Durante el recorrido es probable encontrarse con ganado bovino o equino de los puesteros de la zona. No molestarlos.
  • También es probable encontrarse con guanacos y otra fauna autóctona. Respetarlos. Ese es su hábitat, nosotros somos los “intrusos”.
  • La montaña es muy generosa con nosotros al brindarnos su belleza para que podamos pasar un buen momento. No seamos ingratos y cuidémosla ¡No hay que ensuciarla! ¡No tirar basura!
La montaña nos regala toda su belleza. Es nuestra obligación cuidarla y no agredirla tirando basura.

Agradecimiento: a Celso Flavio Boccolini (Grupo Horizontes)
Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc acá para acceder)
Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
6 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Jose
4 years ago

Muchas gracias Capo!!!! Lo quedó hacer pero salgo sólo, no conozco a nadie que haga estás locuras hermosas.
Muy buenos consejos!!

Carlos
4 years ago

Esta muy bueno el circuito lo hicimos en su mayoría y las referencias que das son muy buenas y somos muchos los loquitos por ahí es quedar de acuerdo no más siempre ahí tiempo para una vueltita

Arturo javier Ferreyra
3 years ago

Buenos días habrá alguna app para descargar que se pueda usar para realizar esos y más circuitos en Mza

Arturo javier Ferreyra
3 years ago

Habrá alguna app que de pueda utilizar para recorrer en Mza.

Juan Aguilera
3 years ago

Excelente después de 30 años he vuelto a realizar senderismos, sólo pero con cuidado, el jueves pasado completé este circuito, muy buena la explicación, te agradecería si tenés el circuito para llegar al cerro Mesilla. Gracias