loader image
Buscar
Close this search box.

Embajadores en San Luis

Javier Gogol y Sergio “Keko” Alí culminaron segundo y tercero, respectivamente, en los 40K de la Mendiak Trail Running, que se llevó a cabo el domingo pasado en la bella localidad puntana de San Francisco del Oro.

En los difíciles senderos sanluiseños el sanmartiniano sacó a relucir su técnica envidiable, especialmente en los descensos. En tanto que el lujanino con casi 50 años de edad demuestra, carrera a carrera, su capacidad atlética impresionante y el gran momento que atraviesa.

La competencia, vendida como de 35K pero que en realidad fue de casi 40K, fue muy difícil porque el desnivel positivo de 1200 metros se concentró en la primera parte con inclinaciones muy fuertes, lo cual comió mucho las piernas para la segunda mitad que era más llana.

Momento de la largada de la Mendiak. Foto: Facebook, gentileza de Iván Braese.

Pero además hubo tramos, especialmente en el cerro que hubo que trepar, con muchas piedras de gran porte que obligaron a los trail runners a desplegar toda su técnica. Encima, en ciertas partes, los altos juncos autóctonos ocultaban a las rocas, por lo que se convertían en “traicioneras”.

Los 35K de la Mendiak Trail Running se los adjudicó el gran atleta puntano Gastón Cambareri (3:50:39) que terminó bastante más adelante que Gogol (4:08:43) y que Alí (4:12:37).

En Damas, el podio estuvo compuesto por Mariela Cardozo (5:40:34), Ángela Otero (5:43:38) y Cintia Macario (5:47:47).

Además se corrieron 21K, que ganaron los puntanos Verónica Filipa y Diego Barroso, y 14 K, en los que triunfaron Celeste Zara y Ángel Garro.

Si querés conocer el detalle de las clasificaciones de todas las distancias, categorías por edad incluidas, hacé click acá.

El podio masculino de los 35K tuvo a dos grandes trail runners mendocinos. Foto: Facebook.

“Los pies en un lugar especial”

Al relatar su participación en la Mendiak, Javier Gogol contó que “los primeros 17K a 20K se desarrollaron en un cerro que fue muy difícil y técnico. Cada pie tenía que estar en un lugar especial porque había juncos muy altos que ocultaban las piedras. Subir y bajar fue muy complicado porque más que correr íbamos a los saltos. Esta parte nos comió mucho las piernas para afrontar la segunda mitad que era más llana”.

El sanmartiniano explicó que en la segunda parte de la carrera “hubo problemas” con la señalización porque faltaron banderilleros y marcas ante un “rulo” que ofrecía el circuito. En este sentido detalló que, por la falta de indicaciones, una parte de los trail runners “fueron para un lado y la otra para el otro, aunque todos recorrieron la misma distancia. Además -puntualizó- falló la hidratación”.

En cuanto al desarrollo de la competencia,  Javier especificó que en gran parte de la misma peleó “el segundo puesto con un puntano que en cierto momento se quedó. Luego me enteré que le dio un bajón. Debe haber sido por la falta de hidratación”, conjeturó.

En cuanto a los pasos a seguir, el atleta del Este contó que está analizando correr la Uco Trail Running en septiembre y la Ultra Cerro Arco en noviembre, aunque todo lo supeditó a la cuestión económica ya que consideró que las carreras están “muy caras. No puede ser que entre una distancia y otra haya tanta diferencia de precio”.

La carrera tuvo una parte muy compleja por el desnivel y por las piedras. Foto: Facebook, gentileza Iván Braese.

“Había que tener mucho cuidado”

Sergio Alí relató que largaron pasadas las 9:30 de la mañana desde el complejo La Candela, “desde donde tomamos una calle ancha de tierra, para luego bajar a un río, que lo costeamos y, después de unos 2K, trepar un cerro”. Destacó que la inclinación era muy pronunciada ya que era de “entre un 60% y 75%” y que, encima, “tenía mucha piedra grande y suelta. Senderéabamos en zigzag”, detalló.

“Keko” contó que “salimos un grupo apretado de unos 5 atletas. En la subida, el ganador (Cambareri) se despegó y ahí nomás lo hizo Javier (Gogol). Luego me alcanzó otro chico y llegué a estar quinto o sexto. En el punto más alto del recorrido nos perdimos unos 500 metros, por lo que hicimos un kilómetro de más”.

El lujanino explicó que el descenso “costó mucho porque era muy técnico, con mucha piedra suelta. Había que ir con cuidado. Sufrí dos caídas y la vegetación castigaba mucho las piernas. Luego de la bajada costeamos un río, tomamos algunas calles anchas y sendereamos mucho. La última parte, donde hicimos un ‘rulo’, fue más limpia porque era más llana”.

Alí contó que los últimos kilómetros se le hicieron muy difíciles porque le aparecieron calambres en los gemelos y aductores. “Empezó a jugar la cabeza. A dos kilómetros de la meta me avisan que iba tercero, por lo que empecé a cuidarme y hubo que recurrir al corazón para concluir en el podio. La verdad es que estoy muy feliz”, concluyó el ex futbolista.

Sergio se está preparando para participar en los 70K de la Vulcano Ultra Trail, que se desarrollará en diciembre en la Patagonia chilena, con el imponente volcán Osorno como testigo.

«Keko» en plena bajada. Foto: Facebook, gentileza de Iván Braese.

Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc acá para acceder)
Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios