loader image

Debate necesario en el trail

Tras la tragedia ocurrida el sábado pasado en Gansu, China, en los 100K del Bosque de Piedras del Río Amarillo, el mundo de las carreras de montaña se vio sacudido y generó, al menos en una parte, un debate sobre la seguridad de las carreras de montaña.

Es que el luctuoso suceso que implicó la dolorosa pérdida de 21 atletas que perecieron en manos de una repentina tormenta de lluvia, granizo y vientos huracanados llevó a muchos a pensar de que habrá un antes y un después en las competencias de trail running.

En este sentido, Mendoza Corre acudió a referentes de las carreras de montaña para que dieran su opinión sobre cómo debería seguir su deporte en un aspecto tan sensible como la seguridad.

“Las contingencias existen”

Tano Isola es miembro de la Asociación Salteña de Trail Running; es un experimentado trail runner que participó, entre otras carreras, de las prestigiosas Leadville Trail y Barkleys Marathons; tiene un programa de radio dedicado al trail y representó a Argentina en la ITRA (International Trail Running Association).

Para el oriundo de Olavarría y salteño por adopción las normas de seguridad en carreras de montaña están claras, lo que pasa es que “tanto organizadores como corredores no cumplen con los reglamentos”.

A continuación una entrevista sin desperdicios:

-La tragedia de Gansu seguramente marcará un antes y un después en las carreras de trail running. A tu juicio, ¿será necesario rever la seguridad de las carreras de trail? ¿Por dónde deberían pasar eventuales nuevas normas?

-Está bastante claro cuáles son las normas de seguridad básicas que deben primar en una carrera de trail running y muchas de ellas tienen que ver con el sentido común de una actividad que se desarrolla en un ámbito agreste que nos es ajeno. El problema es que tanto organizadores como corredores no cumplen con lo que está en el reglamento: unos como controladores y otros como controlados. Nadie espera contingencias, y las contingencias existen.

-En este sentido, ¿qué cuota de responsabilidad pasa por los organizadores?

-Hay que analizar caso por caso. Históricamente se ha visto irresponsabilidad desde organizaciones, pero también desde corredores. Si sucede una eventualidad climática, como fue este caso, habrá que ver si la organización, además de haber pedido determinado material técnico, hizo los controles necesarios para asegurarse que el reglamento se cumpla. Como en todo, de nada sirve la regla si no hay control. Muchos corredores creen que dejando una prenda de abrigo «ahorran» unos cuantos gramos de peso para su desarrollo de carrera. Claramente esto lo hacen pensando únicamente en cuestiones competitivas, porque si lo hicieran pensando en su propia vida, llevarían material en exceso. Nadie quiere morir en la montaña.

-Los corredores no están exentos en la responsabilidad de su seguridad, como trail runner ¿qué le aconsejas para que no pasen malos momentos en una carrera? Si tenés alguna experiencia traumática en carrera la puedes agregar.

-Enganchando con la pregunta anterior, deberíamos pensar en nuestra vida y no en la posición que puedo lograr en una carrera. Dicho esto, no deberíamos escatimar en nada que nos asegure asumir lo previsto y también lo imprevisto, que es justamente cuando puedo correr un peligro real. Debería sobrar y jamás faltar. En lo personal, me tocó vivir momentos muy complicados y complejos, pero siempre bien resueltos por contar con el material adecuado. Mi vida no vale unos cuantos gramos de más en la mochila.

Tano Isola en la previa de la Barkleys Marathon. Foto: Facebook, gentileza Tano Isola.

“Los principales responsables somos los organizadores”

Mariano Álvarez tiene una dilatada trayectoria como organizador de competencias de trail running. Es uno de los responsables de Patagonia Run, la principal ultra de Argentina y, además, es CEO del “Spartan Trail World Championship”, el prestigioso circuito internacional de carreras de montaña de la marca norteamericana homónima.

Para el empresario los principales responsables de la seguridad de los trails son sus organizadores, aunque sostiene que los corredores tienen su cuota de compromiso, empezando por saber elegir las competencias en las que participa y leyendo los reglamentos.

-La tragedia de Gansu seguramente marcará un antes y un después en las carreras de trail running. A tu juicio, ¿será necesario rever la seguridad de las carreras de trail? ¿Por dónde deberían pasar eventuales nuevas normas?

-Lo que pasó en China es tan excepcional que dudo haya un antes y un después, por lo menos a nivel mundial porque las grandes carreras que marcan el rumbo del trail, al menos el que conozco, están preparadas para que esas cosas no sucedan.

No puedo hablar por lo que pasó en China, pero me parece que falló un triángulo que es fundamental en eventos de este tipo: el que forman los organizadores, los corredores y las autoridades. A esta altura todos tenemos los pronósticos (del tiempo) a mano con mucha anticipación, y 24 horas antes de la carrera son muy certeros. Existiendo la probabilidad de una tormenta de estas características los pronósticos la contemplan. Con esa probabilidad las medidas que debieron tomarse no se tomaron. Allí todo falló. El organizador se vio sorprendido por la tormenta, los corredores no estaban preparados para abrigarse y esperar un rescate y las autoridades no supervisaron y no tuvieron en cuenta esta posible circunstancia.

Fue una tremenda tragedia pero es muy, pero muy, única. Puede eventualmente generar un impacto importante en el trail running chino, sobre todo sabiendo cómo se opera en China en general con estos eventos. Seguramente el gobierno, después de una investigación, va a tomar una actitud muy diferente con estas carreras. Es de esperar que haya un impacto muy importante en el trail chino, donde el aspecto seguridad será reforzado.

-En este sentido, ¿qué cuota de responsabilidad pasa por los organizadores?

La responsabilidad principal es de los organizadores, que somos los que planificamos el evento, los que proponemos un recorrido, los que nos encargamos que ese recorrido esté marcado para que los corredores no se pierdan, los que debemos prever que los corredores estén bien abastecidos para que puedan mantener sus energías durante un recorrido largo.

Y, por supuesto, nos encargamos de la seguridad para que, cuando ocurran accidentes por equis motivo, tengamos que rescatar a un corredor. El clima forma parte esencial de nuestro trabajo: nosotros estamos mirando los pronósticos 10 días ante del evento y completamente conectados con los pronósticos. Y miramos varios. En función de eso, tenemos que estar preparados para modificar los recorridos, para suspender o postergar la carrera y, para una vez en carrera, poder organizar un rescate cuando sea necesario. Esta última situación es rara porque si sabemos que va haber una tormenta seguramente reaccionamos mucho antes, pero puede suceder y si sucede hay que estar preparado para organizar esos rescates… En el mundo del trail que conozco es difícil que esto suceda pero no imposible.

En estas últimas 48 horas (N. de la R.: la entrevista se realizó el 24 de mayo) he tenido comentarios de carreras en las que sucedieron cosas de un nivel de gravedad no tan extrema como el de China pero que pudieron haber terminado en tragedia.

-Los corredores no están exentos en la responsabilidad de su seguridad, ¿qué le aconsejas para que no pasen malos momentos en una carrera?

-El primer consejo para los corredores es que corran carreras de organizadores en los que confíen. Una carrera no se elige solamente por lo lindo del paisaje, sobre todo de trail. Se debe elegir por la confiabilidad del organizador… La experiencia previa, conocer la gente que haya corrido esa carrera… Un corredor de ultra trail pone mucho en manos de un organizador. Lo segundo es leer todo lo que el organizador publica: recorrido, altimetría, altura, los pronósticos de clima, los puntos de abastecimientos (y que hay en cada uno), los materiales obligatorios, las cosas que se aconsejan llevar aún no siendo obligatorias, conocer bien los horarios de corte, anotarse en la distancia que sepa que puede correr. Cuando uno corre en la montaña debe saber que hay variables que no controla, por lo que hay que ser humilde en esas circunstancias y cuando uno tiene problemas debe pedir ayuda…

Mariano Álvarez (izq.) en la edición 2020 de la Aconcagua Ultra Trail, que organiza.

Más rigurosidad en los controles

Francisca González (Instagram @frangibar) es una experimentada trail runner chilena, además de ser una importante influencer en su país, donde la toman como ejemplo de vida y de deportista amateur.

La trasandina tiene una vasta experiencia en carreras por todo el mundo ya que participó en más de 20 ultra trails, entre los que se destacan TNF San Francisco (EEUU), Ultrafiord (Chile), Tarawera (Nueva Zelanda), Lavaredo (Italia), Transgrancanaria (España), Ultra Cape Town (Sudáfrica), Ultra X México (250K en etapas), El Cruce (Argentina). Actualmente reside en Cataluña para estar más cerca del epicentro del trail mundial.

Según “Fran” las competencias “en Europa son bastantes más seguras: en las que participé te revisan el material obligatorio antes y durante la carrera. No me pasó así en las carreras de Argentina y Chile, donde deberían ser más rigurosos en ese aspecto”.

Para la chilena la responsabilidad de la seguridad es de los organizadores ya que “ellos ponen las reglas. La gente si ve que no es obligatoria la portación de elementos, que en casos extremos les pueden salvar la vida, no los llevan”. Además considera que el seguimiento del clima es responsabilidad de las organizaciones para determinar, si es malo, la suspensión de una carrera.

La atleta recordó que participó de la Ultra Fiord en 2016, “el año que falleció un protagonista. Corrí durante 10 km nevando, pero como iba con mi equipo completo no tuve problemas. Allí viví una experiencia fuerte ya que iba corriendo con mi hijo y tuvimos que socorrer a una italiana que corría bajo la nieve con guantes de lana ¡Imagínate eso! ¡La gente debe saber a lo que va y no exponerse a esos riesgos!”

En este mismo sentido, también rememoró una vivencia traumática en una  de sus primeras ultras, la Terrex de Chile. Describió que “por falta de experiencia no sabía lo que era correr a 3.300 msnm y cometí la brutalidad, por no saber, de correr con una faldita y un cortavientos casi de papel… Subí y casi me congelo a la noche; sufrí hipotermia y tuve que esperar arriba para tomar calor y poder bajar. Después de esa experiencia jamás se me ocurriría no llevar el material obligatorio”.

Para despedirse, “Fran” consideró que la carrera de Gansu “probablemente marque un antes y un después” en las carreras de trail, por lo que desde ahora sería dable esperar “que no sea sólo en Europa donde te obliguen y te controlen” a llevar el material necesario para la seguridad.

«Fran» en la Ultra Trail Cape Town. Foto: Facebook.

Las últimas noticias

Pasan los días y, en función de las investigaciones que se encararon, trascienden más cosas que pasaron en los 100K de la  “Yellow River Stone Forest” de China. (Click acá para leer la nota de la tragedia de Gansu).

Algunos de los detalles que trascendieron:

  • El accidente ocurrió luego de unas tres horas de la largada y principalmente lo sufrió el pelotón de trail runners que iba en el segundo segmento del circuito, entre los 24 y 32 km de carrera, a unos 2.000 msnm.
  • A esa altura se precipitó una tormenta de agua, granizo y vientos huracanados que hizo bajar la temperatura ostensiblemente, cuando en la parte baja se largó con sol y tiempo agradable.
  • Algunos corredores pudieron volver y otros fueron rescatados por lugareños, incluso un pastor de la zona socorrió a 6 atletas llevándolos a una cueva donde los alimentó y les dio calor con una fogata.
  • Los más infortunados (21) perecieron por hipotermia, algunos en condiciones espantosas ya que, por el frío, su muerte habría sido lenta y dolorosa, como la de los atletas elite Liang Jing (mejor trail runner de China) y Huang Guanjun. Éste último, de 34 años y sordomudo, fue campeón de maratón de los Juegos Paralímpicos Nacionales de China de 2019 y era muy humilde, por lo que corría por los premios en dinero que ofrecía la competencia.
  • Durante las horas más complejas se vivieron momentos de intenso dramatismo ya que, por ejemplo, los deportistas que no portaban abrigo (iban con ropas livianas por el buen tiempo de la largada) ni siquiera pudieron protegerse con sus mantas térmicas ya que el viento se las despedazaba.
  • Participaron unos 1.200 rescatistas que hasta contaron con drones con cámaras termográficas.
  • Las operaciones de rescate se vieron dificultadas por un deslizamiento de tierra que ocurrió en el área después de la lluvia.
  • La búsqueda finalizó alrededor del mediodía del domingo 23 de mayo.
  • Los organizadores de la carrera dijeron que los pronósticos no adelantaron condiciones meteorológicas extremas para el día de la carrera. Sin embargo, el Centro Nacional de Información de Alerta Temprana de Baiyin había advertido durante tres días sobre el granizo y los fuertes vientos en el área. Y la Oficina Meteorológica de Gansu alertó, en su pronóstico del viernes, sobre «lluvias intensas repentinas, granizo, relámpagos y vientos huracanados repentinos» en toda la provincia.
  • Las muertes generaron gran enojo en las redes sociales chinas, donde se responsabilizó, principalmente, al gobierno de Baiyin. Los internautas se quejaron por la falta de planificación ante contingencias climáticas.
  • Las investigaciones determinaron que en los 100 km del circuito sólo había 20 personas trabajando, con puestos de abastecimiento muy separados entre sí.
Zona donde se corrió la Yellow River Stone Forest. Foto: Gentileza.

Foto de tapa: ilustrativa, gentileza Tano Isola (Facebook)

Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc acá para acceder)

Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

YouTube: Mendoza Corre (click acá para acceder)

Instagram: @mendozacorreok (click acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
2 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Leandro
1 year ago

Es verdad que la organización tiene responsabilidad. Pero me ha pasado ver en La Misión gente que largaba en pantaloncito, musculosa y una micro mochila donde imposible que entrara una bolsa de dormir, el vivac, la campera impermeable, el buzo térmico, la primera piel, comida, agua, etc. Probablemente a esa gente o la descalificaron en el control o alguien les alcanzó otra mochila con lo obligatorio antes de llegar a él. Me parece que, si corriste un par de ultras de montaña probablemente te hayas topado con cambios repentinos de clima y aguanieve, lluvia, viento, frío, etc. como para saber que el equipamiento obligatorio es indispensable. Y si no te lo piden, lo llevás igual. Si no sos elite y no vas a hacer los 100km en 24 horas o los 160 en 40 (por decir cualquier cosa), o no tenés planificado quedar en el top ten, cuidate y disfrutá la vida. A nadie le importa si llegaste 5 minutos antes. Pero si importa si no llegaste.

Lucía Pérez Núñez
1 year ago

Adhiero al comentario de Leandro; y considero que el enfoque y el aprendizaje debe estar puesto principalmente en los entrenamientos previos al Ultra, ya que si llegaste a correr una determinada cantidad de kilometros en montaña, eso demando mucho antes, varios salidas y rodadas por los cerros, y mas de una vez nos cruzamos con corredores improvisados que salen con lo puesto porque se confian, o conocen el camino o salieron por un fondo rapido; sin prever lo basico, que pasa por ejemplo si te doblas un tobillo y no podes bajar por tus propios medios, o peor, vas a tardar horas en descender y no tenes un abrigo extra, o una manta termica que te pueda mantener en caso de tener que esperar un rescate? Como estas imprudencias existen varias, y si alguien no esta preparado, o no es capaz de advertir el riesgo implicito que desde el vamos conlleva el terreno por el que se mueve, dificilmente el día de la competencia pueda hacer algo diferente.

Los organizadores muchas veces priorizan el propio bolsillo y escatiman en seguridad, pero quedar a merced de ellos, o poner nuestras vidas en sus manos es un error que se puede pagar caro.

Debemos ser responsables desde el día uno en que decidimos ser trail runners, y desandar filos, quebradas, rios secos, etc, ya sea que se trate de simple despeje o competencia; hidratación, comida de marcha, botiquin, manta termica, abrigo y/o equipo adecuado segun pronostico, silbato, linterna frontal y un dispositivo de comunicación, es lo basico que deberíamos obligarnos a tener siempre en nuestra mochila o chaleco, sin necesidad de ese rigor que impone el control ajeno.