loader image
Buscar
Close this search box.

Corrieron por los que menos tienen

En un ambiente plagado de sonrisas y energía positiva, ayer a la mañana se realizó la cuarta edición de los Juegos Solidarios, la carrera por postas cuya finalidad fue recaudar fondos para los chicos necesitados del barrio La Favorita.

La movida, organizada con los teams Alto Running y Nutrifé y que contó con el apoyo de la comuna de Ciudad, contó con un interesante número de runners que aportaron su granito de arena para hacer felices a los niños más humildes.

Lo recaudado fue destinado a alimentos no perecederos y elementos deportivos para los pequeños del merendero San Francisco de La Favorita.

El momento más lindo de la carrera fue llegar a la cima del cerro de La Gloria. Foto: gentileza de Juan José Altamirano.

Carrera “cooperativa”

Por ser una movida solidaria la carrera fue «cooperativa» ¿Qué significa esto? Que fue por postas en equipos de cuatro integrantes cada uno que se conformaron por sorteo antes de la largada de tal manera que no hubo rivalidades entre teams porque el objetivo de la competencia fue «cooperar» con los que menos tienen.

La metodología de selección fue así: se separaron los runners en los niveles inicial (caminante), pre intermedio, intermedio y avanzado. Cada nombre fue a una bolsa de acuerdo a su nivel. Luego, por sorteo, se constituyeron los equipos de manera tal que cada uno tuvo un representante por nivel.

Los participantes posan para la foto de rigor antes de la largada del primer grupo. Foto: gentileza de Juan José Altamirano.

El circuito

La carrera empezó en los históricos Portones del Parque San Martín y concluyó en el Andino Tenis Club, por lo que los runners disfrutaron de las hermosas postales que ofrece el principal pulmón de Mendoza en esta época del año con el dorado de las hojas de los árboles y el fondo de la cordillera nevada.

Los corredores avanzados largaron pasadas las 10:00 horas desde los Portones y subieron por avenida Libertador hasta la rotonda Orzali para doblar a la izquierda por calle Carlos Thays hasta calle Ruiz Leal (la del Cricyt).

Por ésta última subieron hasta la base del cerro La Gloria, donde esperaban los runners intermedios. Así las cosas, los dos treparon por la bajada de los autos hasta la cima donde esperaban los de nivel pre intermedio.

De esta manera, los tres atletas bajaban por el “rompepiernas” hasta la puerta del Eco Parque (ex Zoo) y de ahí seguían bajando por la avenida Libertador. Pasando el ex Parque Aborigen, esperaba el último deportista, el de nivel inicial.

Desde este último punto, los cuatro seguían bajando por Libertador, pero ya caminando (obligatoriamente porque se acoplaban los de nivel inicial) hasta los Portones para luego doblar a la izquierda y concluir en la puerta del Andino Tenis Club.

En total, fueron poco más de 9 kilómetros a pura sonrisas y buena onda porque los atletas sabían que su aporte era para ayudar.

Bajada por Libertador a la altura del ex Parque Aborigen. Foto: gentileza de Diego Guzmán.

Podio de risas

Si bien se premiaron a los tres primeros equipos, que se subieron a un podio, a nadie le importó ese detalle ya que la verdadera victoria fue participar para solidarizarse con los sectores más vulnerables.

La ceremonia plagada de sonrisas se completó con sorteos y luego concluyó con un asado de camaradería en el que participaron la mayoría de los corredores.

La ceremonia de entrega de premios fue a pura risa. Foto: Claudio Pereyra Moos.

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios