loader image
Buscar
Close this search box.

Alejandro y Ailín, dueños de Cacheuta

Alejandro Montenegro.

Alejandro Montenegro, en Caballeros, y Ailín Funes, en Damas, se quedaron con el Cross Betancourt, la carrera de 10 kilómetros (km) correspondiente a la segunda fecha del Grand Prix de AMaVet “Antonella Marinozi”, que se desarrolló esta mañana en Luján de Cuyo.

El lavallino tuvo que pelear de lo lindo hasta casi tres cuartos de la competencia con Facundo Jofré y Emiliano Estarriola; mientras que la sancarlina se impuso con absoluta solvencia (sacó más de siete minutos a la segunda) confirmando sus cualidades atléticas que la llevan a pasar un momento deportivo excepcional.

Así las cosas, el podio masculino quedó compuesto por el Lavalle Athletics Alejandro Montenegro (44:04); el entrenado por la leyenda del atletismo Elina Urbano Facundo Jofré (44:40) y el sancarlino, preparado por José “Diente” García, Emiliano Estarriola (45:03).

Asimismo, las tres primeras mujeres fueron la sancarlina, también entrenada por “Diente” García, Ailín Funes (48:04); la chica del CEC Mary Civelli (55:50) y la sanmartiniana de LR Magdalena Leal (57:07).

Podio de los 10K femeninos.

El circuito

El dibujo propuesto por los organizadores fue exactamente de 10,6 km, con un desnivel positivo de poco más de 200 metros (m).

El recorrido fue, aproximadamente, mitad de asfalto y mitad de senderos.

Los runners salieron del ya mítico Parador Betancourt, sito en el km 27 de la Ruta Provincial 82, desde donde hicieron, en subida, un tramo de unos dos km…

Primer tramo en asfalto por Ruta 82.

A partir de ese momento, se internaron en una huella que los llevó, ascendiendo, a un sendero donde empezó la parte más divertida del recorrido…

Luego del asfalto y de unos 500 metros de huella, los runners se internaban en los senderos.

Luego de encontrar el punto más alto del recorrido comenzó la bajada, siempre por senderos, con una vista hermosa de una cerrillada que daba a las espaldas de los atletas…

Momento en el que empezaba la bajada. Al fondo la hermosa vista de una cerrillada lujanina.

Esta pendiente negativa, que se dio por senderos muy entretenidos, aunque no muy técnicos, terminó desembocando nuevamente en la Ruta 82. Desde ese momento los atletas debían recorrer unos cuatro km por asfalto para llegar al punto de partida, donde los esperaba el arco de llegada.

El punto donde terminaba el segmento cross y empezaban los 4 km finales de asfalto.

El desarrollo

En los Caballeros, la carrera fue muy entretenida ya que se formó un lote entre Montenegro, Jofré y Estarriola, grupo en el que, al principio, se prendió algún que otro runner que a la postre quedó relegado.

Así las cosas, al llegar al punto más alto del recorrido, aproximadamente a la mitad del circuito, Jofré llevaba una luz de ventaja sobre Montenegro, aunque se venían alternando la punta.

Sin embargo, el entrenado por Urbano se cayó, lo cual fue aprovechado por el lavallino. Pero al instante el sanmartiniano se recuperó y volvió a la punta que conservó hasta llegar al asfalto de la Ruta 82.

En los últimos cuatro km, Montenegro aprovechó su experiencia y cualidades para la calle (es maratonista) y ahí nomás tomó la punta para llegar a la meta con una ventaja de 36 segundos sobre Jofré.

Por el lado de las Damas no hay mucho para decir: Ailín Funes llegó poco más de siete minutos antes que la representante del CEC Mary Civelli, lo cual habla por sí solo de las capacidades atléticas de la sancarlina.

Ailín Funes fue la dueña absoluta del Cross Betancourt.

La promocional

Los 5 km fueron, en Caballeros, de Rubén Lencioni (22:00), Mariano Rodríguez (22:30) y Mario González (23:00).

En tanto que las Damas de la promocional que coparon el podio fueron Johana Abraham (29:09), Daniela Martín (34:19) y Analía Cabrera (34:26).

Podio femenino de los 5 km.

Sociales tradicionales

A continuación, algunas instantáneas que grafican la linda mañana que se vivió en Cacheuta.

El entusiasmo runner. Más de 300 atletas fueron parte de la segunda fecha del Grand Prix AMaVet. Esto confirma las ganas locas que tienen los aficionados al trote para participar en cuanta competencia se les presente, luego de un año donde la pandemia del COVID-19 obligó a suspender las carreras.

Postal que demuestra la masividad de la carrera.

Celebrar la vida. Luego de ver la alegría de la ganadora de la categoría Discapacitados, Teresita Ballester, nadie tiene excusas para sentirse “bajoneado” ante las adversidades ¡Aplausos por tanta actitud!

Teresita junto a su entrenadora Érica Cabeza (primera de la derecha) y a su mamá y papá.

Anfitriones de lujo I. Fernando Betancourt, propietario del parador que lleva su apellido, estuvo en la organización de la prueba ya que se hizo cargo del trazado del circuito y de su señalización. Fernando, junto a su hijo Thibaut, además, recorrieron los senderos para asegurarse de que todo anduviera bien.

Fernando y su hijo Thibaut.

Anfitriones de lujo II. Fernando y Thibaut no estuvieron solos porque los acompañaron en todo momento dos de sus mascotas, Bongo y Yonna, dos hermosos boyeros de Berna. Los “pichichos” eran tan inquietos que no podíamos sacarle una foto junto a sus amos pero en un momento de cansancio los retratamos al costado de un sendero de la carrera.

Bongo y Yonna.

Relojes puntuales. La medición de los tiempos de la prueba estuvo a cargo de la empresa Sport Timer, liderada por el profesor Carlos Gutiérrez.

Carlos Gutiérrez (segundo desde la izq.) junto a sus colaboradores.

Sociales al trote

Correcaminos. Ailín Funes está atravesando un gran momento porque casi todo lo que corre lo gana. En diciembre del año pasado se impuso en los 15K de la Trail Running Mendoza Deportiva. Ya en 2021, en enero, ganó los 10K de la Maratón de los Reyes Magos (Medrano); en febrero, llegó primera en los 10K de la Kumen de Agua de las Avispas y hoy ganó la Cross Betancourt. Por su velocidad, Mendoza Corre la bautizó la «Correcaminos». Hoy anduvo tan rápido que, en la segunda foto que le sacamos, tuvimos que retratarla de espaldas porque ya había pasado…

¡Tengo calor! La dama aprovechó el agua del segundo puesto de hidratación para refrescarse…

Miss Simpatía. La chica que retratamos a continuación iba tan feliz que cuando vio la cámara, con una sonrisa de oreja a oreja, quiso abrazar a los lectores de Mendoza Corre…

Carita de miedo. La fémina iba tan rápido en la bajada que se asustó al tomar velocidad. Eso sí, con valentía, terminó la carrera ¡Felicitaciones por la actitud!

¡Necesito aire! La runner parece que, a mitad de carrera, se quedó sin aliento…

¡Juerza! La joven arremetió la cuesta con mucha determinación…

Leyenda del maratonismo mendocino. Julio Coronel, que en sus pergaminos posee la asistencia perfecta a la MIM, no quiso perderse la fecha de AMaVeT.

El 13 de la suerte. El caballero no es supersticioso ya que, con el dorsal 313, corrió a todo lo que da…

Hay futuro. El jovencito de la siguiente instantánea trotó a un muy buen ritmo, a pesar de su corta edad…

Amabilidad. La lady del primer puesto de hidratación atendió a los runners con tanta simpatía que el tapaboca no pudo camuflar su gesto cortés…

Fotos: Claudio Pereyra Moos

Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc acá para acceder)

Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

Instagram: @mendozacorreok (click acá para acceder)

Youtube: Mendoza Corre (click acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios