loader image
Buscar
Close this search box.

Mejor oferta runner

Con el Cross Iglesia Lunlunta, el domingo pasado, se llevó a cabo la quinta fecha del Grand Prix A.Ma.Vet, el calendario de carreras de la Asociación de Maratonistas Veteranos.
Con esta atractiva propuesta, la ONG deportiva dio un paso más en la renovación de su calendario anual, tendiente a ofrecer competencias adecuadas a la creciente demanda de los runners locales.
Ponemos énfasis en este concepto ya que en los últimos tiempos, con mucho sacrificio, A.Ma.Vet. hace ingentes esfuerzos para ofrecer competencias de mayor calidad.

La Iglesia Lunlunta, referencia del circuito de la carrera de A.Ma.Vet.
En este sentido, los deportistas veteranos trabajaron para que todas sus carreras ofrezcan la medición de los tiempos por el sistema de chip (merced al acuerdo que tienen con la eficiente empresa Tiempos y ResultadosTYR–). Ahora, implementaron la inscripción y pago vía web (paso importantísimo para la comodidad de los atletas). Además cada fecha no deja de tener su rincón para los niños (adecuada medida para promover el deporte desde la infancia).
Estas observaciones están lejos de ser una columna de opinión complaciente. Lo dicho no significa que no haya que seguir trabajando para mejorar. Cada día deben haber más servicios para los competidores. Sin embargo subrayamos que se nota una clara voluntad  de superación por parte de la comisión directiva de A.Ma.Vet.
Por otro lado, remarcamos enfáticamente que estos esfuerzos caerán en saco roto si no son acompañados por la comunidad runner a través de su participación ya que no hay motivos para decir que no hay propuestas interesantes: allí está el Cross de la Reserva Villavicencio (desde este año con los 21K), el flamante Cross Iglesia Lunlunta, la emblemática Vuelta de Papagallos o la ya histórica Media Maratón Canota-Villavicencio.

Guillermo Fernández Moreno y Alberto Etepa, de la comisión directiva de A.Ma.Vet., antes de la carrera del domingo.
Cuestión de familia
Hermosa postal de la carrera del domingo.

Luego de los conceptos que creímos importante destacar, nos avocamos a la carrera del domingo.

Los dueños de los 10K del Cross Iglesia Lunlunta fueron el lavallino Mario Villegas y la de Luján Running Ana Romo, en Caballeros y Damas, respectivamente.
Mario Villegas (36:32) fue escoltado por su papá Héctor Villegas
(37:53) y por el tupungatino Cristian Cavallaro (38:28); mientras que a Ana Romo (42:08), la acompañaron en el podio Lilia Sahun (47:05) y Elina Altamiranda (47:30).
En los 5K promocionales masculinos los tres primeros fueron Facundo Quiroga (18:22), Martín Quiroga (20:05) y Mauro García (21:07); mientras que las tres primeras fueron Carolina Ahumada (26:24), Daiana Urzagaste (29:14) y Marilina Alchapar (31:31).
En los Kids, hubo 13 “locos bajitos” que se dedicaron a entregar toda su energía en los 400 metros. Como en este caso lo que buscamos es incentivar a los niños a dedicarse al deporte desde temprano es que los nombraremos a todos: Fiorina Maestri Point, Julieta Vergara, Agustina Vergara, Valentino Miranda, Fausto Saldeña, Clarita Capitani, Alejo Di Antonio, Leandro Mercado, Federico Vergara, Santino Ciaurro, Ciro Zogbi, María Sol Rosaz y Rocío Rosaz.

Si querés conocer el detalle de la clasificación general y por categorías de los 10K, como así también la general de los 5K hacé click acá.

Los «locos bajitos» también tuvieron su carrera.


Circuito
El circuito presentó escaso desnivel, por lo que fue muy rápido.
Sin embargo queremos poner en relevancia la belleza del lugar por donde los runners transitaron: calles de tierra llena de historia, flanqueadas por añosos árboles y viñedos e íconos arquitectónicos como la Iglesia Lunlunta.
 
Premio San Martín
Franco (izq.) y su papá Eduardo.
Instituimos el premio que lleva el nombre del máximo héroe de nuestra historia ya que se hacen acreedor de él los héroes de la vida.

Aquellos personajes que enfrentan con enorme valentía y decisión las adversidades y
obstáculos que les pone el destino. Como cuando San Martín decidió cruzar la cordillera para liberar medio continente.
En este sentido, en esta carrera el premio San Martín se
lo llevan por igual Franco Giovanni Mirasol y su papá Eduardo Mirasol.
Franco es autista, obstáculo que no le impide superarse. Todo un valiente este muchacho. Por eso muy merecido el premio San Martín.
Y ni qué hablar de su papá Eduardo, que acompaña a su hijo a cada paso para que se supere ¡Cómo no iba a ser de otra manera! ¿O acaso no hay mayor amor que el de un papá? ¡Grande Eduardo! En las cercanías del día del padre el mejor regalo que le podemos hacer a este valiente es otorgarle también nuestro premio San Martín.
Siempre decimos en Mendoza Corre que en el running no siempre gana el que llega primero. Muchas veces el campeón es el que se supera y se gana a sí mismo. Y de eso Franco sabe mucho, que como buen deportista tiene un entrenador de lujo como su papá. Eduardo es el fiel reflejo del cumplimiento del contrato de amor que todo hombre de bien sella con su hijo: acompañarlo siempre, aún ante las peores tempestades.
Y paramos acá esta descripción de ternura y amor porque Mendoza Corre es un medio de comunicación esencialmente humano y su responsable se emociona.

Y las lágrimas no lo dejan seguir escribiendo…

Fotos: gentileza de A.Ma.Vet.
Facebook: Fan Page Mendoza Corre (clikc acá para acceder)
Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
1 Comment
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Unknown
6 years ago

Muy linda carrera!y muy linda nota!