loader image
Buscar
Close this search box.

Fuerza física y mental…

El próximo 9 de octubre se llevará a cabo la Media Maratón Canota-Villavicencio, la competencia de ruta que todo runner  de ley debe correr al menos  una vez en la vida, porque es donde se experimenta el esfuerzo físico máximo y la fortaleza mental suprema.

Sin duda alguna esta carrera está hecha para valientes porque son 21 kilómetros de pura subida, donde las piernas de los atletas deben trepar un desnivel positivo de casi 900 metros por rectas interminables y por los emblemáticos y complicados caracoles de Villavicencio.
Organizada por la Asociación de Maratonistas Veteranos (A.Ma.Vet.) la Canota-Villavicencio ya lleva 21 ediciones y año a año se populariza más ya que no sólo la quieren correr atletas de toda Mendoza sino del resto de Argentina, e incluso de otros países.
Los emblemáticos caracoles de Villavicencio son el principal atractivo de esta competencia que año a año suma más adeptos.
El circuito
Para que se entienda bien lo especial que es esta carrera, haremos una breve descripción del circuito con conocimiento de causa ya que Mendoza Corre no sólo la ha cubierto sino que también la corrió el año pasado.
La carrera discurre enteramente en suelo lasherino, más precisamente a lo largo de la Ruta Provincial 52, atravesando la Reserva Natural de Villavicencio: el punto de partida es unos 4K antes del histórico monumento de la Canota y el arco de llegada se sitúa en la puerta del famoso Hotel Villavicencio.
La primera parte es a pura recta y somete a los runners a un gran desgaste mental.
Así las cosas, los valientes que se le animen partirán, aproximadamente, desde los 886 metros sobre el nivel del mar (msnm) y llegarán a los 1.761 msnm, por lo que el desnivel positivo acumulado del circuito alcanza unos 875 metros.
La primera parte somete a los runners a desplegar, principalmente, una gran fuerza psicológica ya que se deben arremeter rectas interminables que, si no se está bien preparado mentalmente, “pican” los sesos.
Asimismo, el tramo final, unos 4K, ya es en los caracoles de Villavicencio que, con su violenta subida, somete a las piernas a un esfuerzo supremo.
Acá comienza la parte que exige mayor esfuerzo físico ya que es el inicio de los caracoles, donde el desnivel aumenta notablemente.
Información
fundamental
Las inscripciones tienen un costo de $450 para los 21K y de $380 para la promocional de 10K.
Los puntos de pago son:
Kilowatt: Avenida Belgrano 1421, Ciudad, Mendoza.
Wildshop Bike/Running: Avenida Paso de los Andes 1301, esquina Nicolás  Avellaneda, Ciudad, Mendoza.
Una vez que el atleta paga la inscripción, le dan una ficha que debe registrar en la página web de la competencia (hacé click acá para acceder a ella). Allí mismo tendrá acceso al deslinde de responsabilidad que debe imprimir, firmar y entregar en el momento de las acreditaciones.
Los competidores de otras provincias deben comunicarse con Guillermo Moreno al Whatsapp +54.9.261.504.4925, quien indicará los pasos a seguir para que se inscriban.
Dos puntos a tener muy en cuenta: las inscripciones se cierran indefectiblemente el 3 de octubre (no se inscribirá ni durante la entrega de kits ni el día de la competencia) y el cupo es limitado (400).
La entrega de kits se realizará el sábado 8 de octubre en lugar y horario a confirmar.
El kit consistirá en la remera técnica conmemorativa de la competencia, el número dorsal del corredor, el chip para toma de tiempos y obsequios de los patrocinadores.
Desde la organización remarcaron que no se entregarán kits el día de la competencia.
Rectas largas «pica sesos…»
Detalles importantes
– Apto médico: Fundamental tener en cuenta que sin este certificado emitido por un profesional no se podrá correr. Habrá que presentarlo en la entrega de kits.
– Transporte: para los que no tengan auto para ir a la carrera, se alquilará un ómnibus que partirá puntualmente a las 7 de la mañana desde la Plaza Independencia, a la altura del Escudo de la Provincia de Mendoza, frente al Hotel Hyatt. Los interesados deberán pagar $150 (ida y vuelta). El ómnibus servirá también como lugar para guardar bolsos y ropa de los atletas que abonen el traslado.
– Los 21K y los 10K tendrán cronometraje electrónico que estará a cargo de la empresa Tiempos y Resultados Argentina. Habrá registro de tiempos en la llegada, en ambas salidas y, en la carrera principal, a los 11K.
– Los resultados estarán publicados al finalizar la competencia en la web de Tiempos y Resultados (hacé click acá para acceder a ella), donde se podrá descargar el certificado de participación.
– Se premiarán a los tres primeros de las generales y de las categorías por edad tanto en los 21K como en los 10K.
– Para más información hacé click acá o accedé a la Fan Page de Facebook de A.Ma.Vet. haciendo click acá.
Cuidar el medio ambiente
La competencia se desarrolla en la Reserva Villavicencio, lo cual exige a los corredores y espectadores a ser muy cuidadosos con el medio ambiente.
Teniendo en cuenta que la carrera se realizará en la Reserva Natural Villavicencio, A.Ma.Vet. lanzó un decálogo:
-Apoyar a A.Ma.Vet en la limpieza a lo largo del recorrido de los 21K. Utilizar los baños químicos habilitados en la zona de largada y llegada. También, en cada puesto de agua habrá personas designadas para levantar los vasos que sean descartados. Se pide la colaboración de los participantes.
-No arrojar vasos de plástico, botellas plásticas o de vidrio, pañales desechables, papel higiénico y cualquier producto tecnológico a lo largo del
camino.
-Cuidar la vegetación circundante, sobre todo la jarilla, que es nuestro arbusto autóctono y representativo de Mendoza.
-Ser respetuoso con los animales que se puedan hacer presentes en el trayecto. Hay manadas de guanacos que se están habituando a vivir en la zona.
A lo largo de la carrera, si los runners miran a los costados de la ruta podrían toparse con guanacos…
-Utilizar los lugares designados en la reserva para realizar acampadas para almuerzo.
-Solamente encender fuego en los lugares permitidos.
-Cuidar el ambiente natural respecto del sonido: no tocar bocinas de auto innecesariamente y no gritar.
-Respetar las consignas que la Reserva Natural Villavicencio establece para el buen uso del terreno.
-Poseer la conducta y la disciplina de dejar el lugar que hemos usado mejor de lo que lo hemos recibido.
-Disfrutar de un marco natural excepcional a 1750 metros de altura sobre el nivel del mar, donde se concentra la vegetación adaptada a una zona árida en las estribaciones de nuestra bella Precordillera.
Los zorros también son característicos de la zona.
Facebook: Fan Page «Mendoza Corre» (clikc acá para acceder)
Twitter: @mendozacorreok (click  acá para acceder)

Compartí la nota

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Noticias relacionadas

Anterior
Siguiente

Claudio Pereyra Moos

Periodista por pasión, más que por profesión. Ultramaratonista de montaña que corre tras ideales: traspasar metas de carreras difíciles, trabajar por una sociedad más justa, viajar para conocer nuevos horizontes.
Suscribir
Notificar de
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios